Skip to main content

Search

Search

5 Alimentos para conseguir dientes más fuertes y resistentes

Añade estos alimentos a tu dieta para fortalecer tus dientes y hacerlos más fuertes que nunca.

El esmalte dental es el tejido más fuerte de todo el cuerpo humano. Si quieres mantener ésta capa que recubre tus dientes lo más fuerte posible, asegurate de adicionar estos alimentos a tu dieta.

#1 Queso

Los productos lácteos como el queso y la leche son ricos en calcio, reconocido por fortalecer tus huesos y dientes. A su vez los lácteos contienen la proteína caseína, que estabiliza y repara el esmalte dental. No todos los quesos tienen el mismo contenido de Calcio, así que asegúrate de revisar en la etiqueta qué porcentaje de la cantidad diaria recomendada de calcio contiene cada porción.

#2 Verduras de hojas verdes

La espinaca y otras verduras de hoja verde están llenas de fibra, que es excelente para los dientes, porque cuando las masticas generas mucha saliva que limpia los dientes al mismo tiempo que neutraliza el ácido. ¿No eres fan de los verdes? Un plato de frijoles ricos en fibra ofrece el mismo beneficio.

#3 Salmón

Este pescado es rico en omega-3 y también es una gran fuente de vitamina D, que ayuda al cuerpo a absorber el calcio, para que éste pueda hacer su trabajo de proteger y fortalecer los dientes.

#4 El té verde

Este es un verdadero elixir curativo lleno de beneficios respaldados por investigaciones. Gracias a sus potentes bacterias y antioxidantes los dientes se protegen porque previenen que la placa se adhiera a los dientes. Los tés además suelen tener flúor, que es una proteccion contra la aparición de caries y fortalece el esmalte dental. Si el té verde es demasiado amargo para ti, trata de tomar té negro, es más suave y ofrece una protección similar a tus dientes y encías.

#5 Zanahoria

Las zanahorias crudas y otras verduras o frutas crudas que requieren mucha masticación, tales como manzanas, peras y pepinos, pueden fortalecer tus dientes.

Tanta masticación para comerlos ayuda a remover la placa bacteriana en tus dientes y encías.